¿Conoces quién te acompaña?


Es paradójica la cantidad de información que aprendemos de otros animales en nuestros estudios de primaria y secundaria, y lo poco que sabemos sobre comportamiento humano; parece que hasta que no llegamos a la vida adulta no se despierta el interés… Los avances de las ciencias sociales para aportar modelos e investigaciones que explican las pautas de actuación de las personas han traspasado el espacio de los especialistas y son cada vez más accesibles para cualquier profesional.  De hecho, un proceso de personal  training se inicia generalmente con un ejercicio de autoconocimiento.

Este ejercicio facilita enormemente los pasos posteriores porque da claridad a la persona sobre sus pautas de actuación habituales y da firmeza a los pilares sobre los que posteriormente se construyen los objetivos de entrenamiento. En nuestra experiencia, este ejercicio aunque puede generar recelo en un principio, es de las acciones más valoradas posteriormente. Tal vez, es porque necesitamos conocer a la persona que nos acompaña desde siempre, conocernos a nosotros mismos es descubrir las preferencias que nos impulsan y los miedos que nos frenan.

Nos gustaría compartir aquí, algunas de las actitudes características cuando se aborda el ejercicio de autoconocimiento:

  • El que descubre que es más normal de lo que pensaba”; hay personas que creen que lo que les pasa a ellos, no le sucede a nadie más. Es sorprendente lo que tranquiliza descubrir que siendo único como persona, algunas de nuestras actuaciones son compartidas con otros profesionales.
  • El que pone atención a sus fortalezas”; a los educados en el perfeccionismo como eslogan de vida, para quienes parece que solo existen los ámbitos de mejora, el ejercicio de autoconocimiento les permite poner un nuevo foco que ilumina los aspectos que le hacen destacar en su desempeño profesional.
  • El que se explica sus puntos ciegos sin dramatizar”; algunas personas parecen mostrar una seguridad en sí mismas desbordante, tan desbordante que no admiten ninguna crítica, cuestionamiento, o “pero” a alguna de sus actuaciones. Aceptar, sin drama, que no se es infalible suele ser un buen paso para mantener la autoestima saneada.
  • El que prefiere no conocer demasiado… hasta que se encuentra consigo mismo”; hay profesionales que les genera cierto miedo descubrir una imagen reflejada de sí mismos, como si al hablar consigo mismos fueran a encontrar un “lado oscuro”. Generalmente, cuanto más nos conocemos, más nos aceptamos y amamos a nosotros
  • El que confirma lo que ya intuía”; algunas personas se conocen muy bien a sí mismas, pero les da seguridad confirmar con una especialista ese conocimiento, es como si esas intuiciones ganasen objetividad.

Un ejercicio de autoconocimiento es un buen punto de partida en el personal training, ¿se puede evolucionar, asumir retos, mejorar… sin saber quién eres? Es como querer optimizar el funcionamiento de un equipo informático del que no se conoce el software.

Si quieres conocer más sobre estos procesos…

– HAZ CLICK Y DESCARGA LA GUÍA SOBRE PERSONAL TRAINING COMPLETAMENTE GRATIS –

Etiquetas:,